Mucho más allá de estudiar una carrera universitaria, hacer un master en administración, ¿Siempre quisiste convertirte en músico profesional? Ver su nombre en revistas, el logotipo de su banda en las portadas de los álbumes o en carteles por toda la ciudad, escuchar sus canciones en la radio … y no excluya la vida de estrella de rock que siempre ha soñado. Pero sin lugar a dudas: existen múltiples desafíos en el camino de convertirse en músico profesional. Aquí hay algunos buenos hábitos para ayudarlo a sobrellevar y alcanzar su meta.

  1. Practica, practica, practica

Si tu sueño es ser el próximo guitarrista famoso, pero tus técnicas dejan mucho que desear, ¿o eres un aspirante a baterista que no sabe diddley sobre el dominio de sus paradiddles? ¡No te desesperes! Tanto si eres principiante como avanzado, siempre puedes progresar con la práctica sistemática regular o con la ayuda de un instructor experimentado.

  1. Un poco de paciencia

La capacidad de tocar melodías complejas, acordes intrincados o ritmos sofisticados desde el principio es bastante rara. Por lo tanto, vale la pena tener paciencia … especialmente contigo mismo. Esto incluye los aburridos ejercicios repetitivos de subir y bajar escalas o tocar ese solo una y otra vez por enésima vez para lograr esa toma libre de errores. Ten en cuenta que todos tus ídolos pasaron por el mismo proceso.

  1. Perseverancia

El primer punto nos lleva a otro buen hábito profesional, la perseverancia. Establece tus objetivos y cúmplelos. Los verdaderos profesionales no tiran la toalla ante la adversidad. Mientras que otros se desilusionan cuando surgen problemas, ya está buscando soluciones para avanzar.

  1. Manejo de críticas

Como profesional en ciernes, necesitarás una «piel gruesa» para hacer frente a los comentarios y críticas de sus compañeros músicos y del público en general. Siempre tendrán una opinión, y los gustos a menudo difieren. Pero los profesionales saben cómo usar la crítica y hacerla constructiva, ya sea por parte de los fanáticos, los críticos o los malos comentarios sobre Soundcloud.

  1. Orientación

Buscar orientación en un mentor es a menudo crítico para la progresión. Un mentor debe ser alguien que ya haya logrado los objetivos que ha establecido y que a menudo puede tener los consejos y contactos relevantes. No solo podrán decirle qué funciona o no, sino que también sabrán todo sobre la vida de un músico en el escenario y en el estudio, lo que lo salvará de numerosos desastres profesionales.

  1. La búsqueda de más

Como profesional, hay mucho que aprender y descubrir, no solo en términos de habilidades musicales y teoría, sino también en lo básico que involucra cuestiones técnicas y comerciales. Aunque es mejor que un experto repare su equipo o busque un abogado para asuntos legales, un poco de conocimiento en estos asuntos, así como cualquier problema promocional y comercial puede resultar muy útil en su carrera.

  1. Cuidas tus herramientas

Un músico profesional es consciente de la importancia de sus inversiones, sus equipos, sus accesorios y el mantenimiento de los mismos. Esto garantiza que sus instrumentos estén siempre listos para su uso y sean confiables en los años venideros. El traste rápido GHS, por ejemplo, mantiene la madera «viva», sirve como protección contra la suciedad y la corrosión de las cuerdas y ayuda a la preservación hasta los dedos.